LERIADIXITAL OBRA CIVIL ORGANIGRAMA EN OBRAS

ORGANIGRAMA EN OBRAS



En el organigrama de una obra se incluyen por separado las partes que van dentro de la propiedad y las que se incluyen en la contrata.



La ley de Ordenación de la Edificación (LOE) define al promotor como «cualquier persona física o jurídica , pública o privada que, individual o colectivamente, decide, impulsa, programa y financia, con recursos propios o ajenos, las obras de edificación para sí o para su posterior enajenación, entrega o cesión a terceros bajo cualquier título».

En los casos en los que el promotor ejecute directamente con trabajadores de su propia plantilla alguno o todos los trabajos que se realicen en la obra, dicho promotor adquiere a su vez la condición de contratista.

Otra posibilidad es que el promotor contrate la totalidad de la ejecución de obra con una empresa de gestión (ingeniería, oficina técnica o similar, etc.). En tal situación sería esta empresa la que asumiría la condición de contratista siempre que sea dicha empresa de gestión la que asuma la ejecución de la obra con sus propios medios o decida externalizar mercantilmente las actividades del proceso constructivo.

Como ejemplos de la figura del promotor se pueden citar, entre otros, los siguientes:

  • Las administraciones públicas que promuevan obra civil o edificación (Administración General del Estado, administraciones autonómicas, administración local e institucional).En este caso el promotor es la propia administración que promueve la obra representada por el titular del órgano que tenga esas competencias.
  • Las empresas y particulares que promueven obras para su venta a terceros
  • Las empresas que promueven obras para construcción, ampliación o reforma de sus propias instalaciones, con independencia que tales obras se realicen en sus oficinas o en sus centros fabriles.
  • Las fundaciones o instituciones de orden civil o religioso que promueven construcciones para sus propios fines.
  • Las comunidades de propietarios que promueven obras para la reparación, mantenimiento o mejora de sus inmuebles. En este caso el promotor es la propia comunidad de propietarios representada por su presidente.
  • Los particulares que promueven construcciones para uso propio. En este epígrafe está incluido el llamado régimen de «autoconstrucción», entendido como tal aquel en el que la construcción se lleva a cabo de forma directa y personal.

El promotor debe gestionar y obtener las licencias y autorizaciones necesarias para edificar y contratar la ejecución del proyecto. Dicho contrato debe ser firmado por el promotor y el constructor, actuando el Director de obra y el Director de ejecución de obra como árbitros.

Así miso, una vez finalizada la obra, ambos firman el acta de recepción de obra, tanto la provisional, como la definitiva (que se firma una vez el constructor haya solucionado aquellos aspectos considerados insuficientes por el promotor después del final de obra).

El promotor es responsable civil (sin perjuicio de la responsabilidad que pudiera corresponder a los demás agentes de la edificación) de los defectos de ejecución relativos al acabado de la obra por un plazo de un año; por un plazo de tres años de los vicios o defectos constructivos que afecten a sus elementos estructurales. Todos estos plazos se computan desde la firma del acta de recepción de obra. Existe un periodo de 2 años desde el momento en que aparecen para reclamar los defectos detectados dentro de cada uno de estos plazos. Para cubrir los daños, el promotor debe disponer de un seguro de daños materiales o de caución por importes del 5%, del 30% y del 100% (del coste final del precio de ejecución material de la obra más honorarios), respectivamente, por cada tipo de defecto indicado. la prima de estos seguros debe estar pagada antes de la firma del acta de recepción de obra.

Al finalizar la obra, el promotor tiene la obligación de redactar el Libro del edificio y para ello, recibe del Director de obra y del resto de los agentes la Documentación de Obra ejecutada y las garantías. El Libro del edificio incluye información sobre el mantenimiento del edificio y las garantías de los agentes participantes en la construcción. El promotor debe entregar este Libro del edificio al propietario o la comunidad de propietarios del edificio en el momento de la escritura.



Es el técnico competente integrado en la dirección facultativa, designado por el promotor para llevar a cabo las siguientes tareas:

  • Coordinar la aplicación de los principios generales de prevención y de salud.
  • Tomar decisiones técnicas y de organización con el fin de planificar los distintos trabajos o fases de trabajo que vayan a desarrollarse simultáneamente o sucesivamente.
  • Al estimar la duración requerida para la ejecución de estos distintos trabajos o fases de trabajo.
  • Coordinar las actividades de la obra para garantizar que los contratistas y, en su caso, los subcontratistas y los trabajadores autónomos apliquen de manera coherente y responsable los principios de la acción preventiva que se recogen en el articulo 15 de la ley de Prevención de riesgos Laborables durante la ejecución de la obra y, en particular, en las tareas o actividades a que se se refiere el articulo 10 de este Real Decreto.
  • Aprobar el plan de seguridad y salud elaborado por el contratista y, en su caso, las modificaciones introducidas en el mismo. La dirección facultativa asumirá esta función cuando no fuera necesaria la designación de coordinador.
  • Organizar la coordinación de actividades empresariales.
  • Coordinar las acciones y funciones de control de la aplicación correcta de los métodos de trabajo.
  • Adoptar las medidas necesarias para que sólo las personas autorizadas puedan acceder a la obra. La dirección facultativa asumirá esta función cuando no fuera necesaria la designación de coordinador.


Hace referencia al técnico o técnicos competentes designados por el promotor, encargados de la dirección y del control de la ejecución de la obra. Por lo tanto, la dirección facultativa es el grupo de profesionales sobre los que recae la responsabilidad de dirigir las obras de una construcción. Entre sus atribuciones debe supervisar la correcta ejecución de las obras según el proyecto arquitectónico y las buenas prácticas, así como controlar la calidad de los materiales y su correcta puesta en obra.

En España, y según la Ley de Ordenación de la Edificación, ley 38/1999 de 5 de noviembre, la dirección facultativa (DF) está integrada por:

  • El director de obra (DO).
  • El director de ejecución de obra (DEO).
  • El coordinador de seguridad y salud (CSS).


La estructura jerárquica que regula en la parte de la contrata esta compuesta por las partes que se describen a continuación.

Los operarios son todos los trabajadores de la obra que realizan las tareas específicas que se deben desarrollar dentro de ella. Deben cumplir las órdenes que les den sus superiores a la hora de llevar a cabo de su trabajo, respetando tiempos y formas de actuación.

Normalmente son trabajadores que saben desarrollar su trabajo, y solamente reciben órdenes acerca de las tareas que tienen que llevar a cabo y el momento en el que lo tienen que hacer.



El jefe/a de equipo de obra se encarga de planificar, organizar, coordinar y controlar la ejecución de los procesos productivos de las diferentes obras. También es el responsable de dirigir los equipos de trabajadores encargados de la ejecución de las tareas y establecer las medidas de seguridad y salud laboral necesarias para el correcto y seguro trabajo de todos los trabajadores.

Las principales funciones que desarrolla en el desempeño de su puesto el jefe de equipo son:

  • Establecer y desarrollar el Plan de Obra.
  • Efectuar el estudio de la obra siguiendo los procedimientos adecuados para ello en función de las especificaciones técnicas.
  • Determinar las cantidades de materiales y los ritmos de compra de los mismos para evitar problemas en el acopio de material o de falta del mismo.
  • Determinar la cantidad de mano de obra necesaria para la ejecución de la obra en función de las especificaciones técnicas, el presupuesto y sus mediciones.
  • Supervisar y controlar el desarrollo de las distintas tareas en la obra.


El encargado de obra es el responsable directo de la ejecución material del proyecto. Sirve de puente entre el jefe de obra y los operarios que deben realizar los trabajos de construcción.

Entre las tareas que lleva a cabo el encargado general están las siguientes:

  • Planificación y organización del proceso y mecánica de los trabajos de obra.
  • Organización de los espacios de trabajo, maniobra, almacenamiento, carga/descarga, de los talleres y accesos a la obra.
  • Control y seguimiento de la ejecución de obra.
  • Control de cumplimiento de la planificación.
  • Interpretación de planos.
  • Replanteos de las unidades de obra.
  • Control y organización de los grupos de trabajo y asignación de tareas a los operarios.
  • Propuesta de procedimientos, materiales y técnicas. Asesoramiento a los operarios.
  • Coordinación de los trabajos con diferentes industriales y subcontratados.
  • Recepción y organización de materiales, zonas de reunión, talleres, etc.
  • cálculo de materiales y medición de obra ejecutada.
  • Control del cumplimiento de las medidas de prevención de riesgos laborales.
  • Control de los medios y la maquinaria de obra.
  • Control de los materiales.
  • Supervisión y verificación de los procesos y resultados de los trabajos. Control de calidad.


Es el Jefe directo del encargado. Es la figura intermedia entre el jefe de obra y los encargados. Su principal responsabilidad es preocuparse por la buena ejecución del proyecto.

Las tareas principales que desarrolla el jefe de producción dentro de la obra son:

  • Planificar el tajo (plazo, trabajadores, máquinas y herramientas).
  • Determinar cuál es el personal necesario para cumplir la planificación.
  • Dar órdenes sobre las técnicas o métodos de ejecución que se deben aplicar en cada momento.
  • Actuar ante cualquier incidencia que produzca en el tajo.
  • Asegurarse del cumplimiento de sus órdenes y de la marcha adecuada en el tajo.


El Jefe de obra es el representante técnico del constructor en la obra. Po su titulación o experiencia deberá tener la capacitación adecuada de acuerdo con las características y la complejidad de la obra.

Las tareas principales que normalmente lleva a cabo un jefe de obra son las siguientes:

  • Análisis del proyecto y de su viabilidad.
  • Planificación y organización de la obra.
  • Organización de los trabajos.
  • Propuesta de los procedimientos, técnicas y medios idóneos, así como de métodos que mejoren los rendimientos y los resultados.
  • Comprobación de mediciones. Certificaciones.
  • Control de costes.
  • Control de plazos de construcción.
  • Tramitaciones de pedidos (proveedores).
  • Coordinación de industriales y subcontratas.
  • Control de calidad (redacción, control y seguimiento del plan de calidad).
  • Documentación oficial de la obra.
  • Control de la seguridad y la salud.
  • Seguimiento de las visitas de obra con la dirección facultativa o el promotor. Redacción de las actas.


Es la persona que se encarga de planificar, coordinar y supervisar de la forma adecuada las fases de construcción de un proyecto u obra, alcanzado de forma satisfactoria los objetivos establecidos.

El gerente de proyectos es el responsable de la total ejecución del proyecto basándose en el contrato, las necesarias del cliente, los criterios de las agencias reguladoras y los compromisos específicos de la corporación. Su meta principal es mantener el proyecto dentro del presupuesto, dentro de lo programado y concluirlo de acuerdo a los estándares de calidad aceptables por el cliente y la compañía.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *